Bautismo

El Sacramento del Bautismo nos conlleva a la vida divina, nos limpia del pecado y nos inicia como miembros de la comunidad cristiana. Es el fundamento de la vida sacramental.

  • Si desea bautizar a su hijo(a) en la Parroquia de San Vicente de Paúl debe ser miembro registrado con una actividad minima de tres (3) meses.
  • Se requiere que los padres y los padrinos asistan a la clase de preparacion para el Bautismo.
  • La clase en español se lleva a cabo el segundo sábado del mes en el salón #1 del nuevo Centro de Ministerio de 9:45 AM a 12:00 PM. Se requiere inscripción anticipada para esta clase por favor llamar a la oficina de la parroquia para registrarse  (704) 554-7088.

Requisitos para ser Padrinos:

El padrino o madrina deber ser un católico practicante de al menos 16 años de edad, que haya recibido los sacramentos del Bautismo, Comunión y Confirmación. Si están casados, deben estar casados según las leyes de la Iglesia Católica. Si no está casado, no puede estar conviviendo con otra persona en una relación romántica.


En el Bautismo, el Sacerdote reza sobre el agua bendita:

Padre, mira con amor sobre tu Iglesia y abre la fuente del bautismo. Por el poder del Espíritu Santo dale a esta agua la gracia de tu Hijo, para que en el Sacramento del bautismo todos a quienes creaste en tu semejanza sean librados de todo pecado y erguidos a un nacimiento de innocencia por medio de agua y del Espíritu Santo. (Iniciación Cristiana de Adultos, #222A)

Libres de Pecado

El Bautismo nos libra del pecado original y de cualquier pecado actual. Se vierte agua en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Hoy día, el sacramento del bautismo se realiza generalmente en bebés recién nacidos. Los bautizos de adultos se realizan en la Vigilia Pascual por medio del Rito de la Iniciacion Cristiana de Adultos. No se requiere que adultos y/o niño/a(s) que han sido bautizados en una Iglesia Cristiana se vuelvan a bautizar en la Iglesia Católica. Como decimos en el Credo, “Confieso que hay un  solo bautismo para el perdón de los pecados…”

El Catecismo enseña:
"El fruto del Bautismo, o la gracia bautismal, es una realidad rica que incluye el perdón del pecado original y todo pecado personal, conlleva a la nueva vida por el cual el hombre se convierte en el hijo adoptivo del Padre, un miembro de Cristo y un templo del Espiritu Santo. Por esta misma razón la persona bautizada se incorpora a la Iglesia , al Cuerpo de Cristo y comparte el sacerdocio de Cristo" (CCC 1279).

 

Simbolos Bautismales

  • Agua – Las aguas del bautismo nos recuerdan el bautismo de Jesucristo por Juan el Bautista en el Rio Jordán. El Agua es un simbolo de limpieza y renovación al iniciar una nueva vida en Cristo. Nos limpia del pecado.
  • Aceite – En el bautismo somos ungidos en la vida de de Cristo como “sacerdote, profeta y rey.” Se hace una cuz en la frente de los candidatos como un recordatorio que somos herederos del Reino de Dios. 
  • Luz – La vela bautismal se enciende del cirio pascual erguida en la Iglesia como simbolo de la luz de Cristo en el mundo. En el bautismo, recibimos la luz de Cristo y somos llamados a compartir esa luz con el mundo.
  • Vestimenta Blanca – La vestimenta blanca del bautismo es un simbolo de la victoria de Cristo sobre la muerte y su gloriosa resurección. Asímismo, la vestimenta blanca o féretro colocado sobre el ataúd a la hora de morir nos recuerda nuestras promesas bautismales y que estamos llamados a la vida eterna. 

En caso de extrema emergencia, una persona puede bautizar prevista  la intención de la Iglesia que al momento de vertir agua al candidato sobre su cabeza se diga: “Te bautizo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo" (CCC 1284).